¿Cómo funciona la Cortadora por Hilo?

 Es el método de mayor precisión y calidad para el corte de todo tipo de metales y de cualquier dureza, desde el aluminio hasta  el titanio y sin producir alteraciones. Como resultado deja una terminación que no precisa posteriores mecanizados, se convierte en una de las mejores opciones para la obtención de piezas de geometría complejas con una gran precisión.

 Uso de la cortadora

 Tiene numerosas ventajas que ofrecer.

Puede mecanizar cualquier material que sea eléctricamente conductivo, independientemente de su dureza, desde los relativamente fáciles de mecanizar como son el acero de herramientas, aluminio, cobre y grafito, a las aleaciones de la era especial como son el titanio, inconel, carburos, diamante policristalino, hastelloy, waspaloy, etc.

El hilo no toca la pieza a mecanizar, por lo que no hay una presión física sobre el material, como es el caso de fresas y muelas. La presión que necesita ejercer la mordaza de sujeción es mínima, por lo que es la tecnología ideal para mecanizar piezas frágiles, pequeñas o delgadas, evitando daños y deformaciones en la pieza a mecanizar.

La precisión, rugosidad superficial y el tiempo de ciclo son extremadamente predecibles, permitiendo presupuestos más sencillos de calcular.

piezas cortadas por hilo